22 Junio, 2017

Aceite Picual

Desde el punto de vista organoléptico, su OLOR se suele definir como AFRUTADO, FRESCO Y FRAGANTE, mientras que en su SABOR prepondera un ligero amargor, con intenso gusto a la propia aceituna, que deja un final de boca exquisito y ofrece un retrogusto prolongado. No obstante el tipo de suelo en el que crecen los olivos dentro de esta gran área andaluza, las características del terreno en el que se asientan, las condiciones en las que variada gama de sabores. Entre una y otra zona de producción, cambian los cromatismos y se modifican los valores de cata.

El sabor exquisitamente amargo del Aceite de Oliva Virgen Extra Picual lo convierte en un aderezo de lujo, ideal para aliñar verduras y pescados hervidos y también para sazonar ensaladas, freír patatas, preparar tortillas, saltear setas, mejorar cremas de verduras y, en general, realzar con su elegancia un cuantioso número de platos de la cocina moderna.

El color característico de los aceites de oliva virgen picual tienda hacia tonalidades verdosas y verde-amarillentas, fácilmente reconocibles.

LA HOJA

Es algo alargada, y ensanchada en su mitad superior, con un haz verde algo oscuro, y envés plateado verdoso.

EL ACEITE

Desde el punto de vista físico-químico, resulta excelente por su composición de ácidos grasos y su cantidad de antioxidantes naturales. Su alto contenido en ácido oleico monoinsaturado, importante para evitar riesgos de enfermedades cardiovasculares, su bajo contenido en ácido linoleico (ácido esencial para la dieta humana pero que si aparece en exceso, es un punto de exidación con formación de radicales libres dañinos para ciertos órganos del cuerpo humano) y su elevado contenido el polifenoles (especialmente oleuropeína), lo convierten en el aceite más estable que existe, significando esto un mayor período de vida y un excelente comportamiento frente al uso térmico en cocina.

Estudios comparativos realizados con otras variedades revelan la superior estabilidad de los aceites vírgenes obtenidos de las aceitunas “PICUAL”, en relación con otros aceites de diferentes variedades.

EL FRUTO

Suele ser, generalmente, de tamaño medio a grueso, entre 2,5 y 3,5 gramos. La relación pulpa/hueso está entorno a 5,6. La maduración transcurre desdes la segunda semana de noviembre hasta la tercera de diciembre. El rendimiento graso es muy bueno pudiendo alcanzar en ocasiones valores de hasta el 27%.